Reporte de vuelo - Seul Incheon (ICN) - Londres (LHR) - Korean Air (Business Class)

#1
Ruta: ICN - LHR (Seúl Incheon - Londres Heathrow)
Aerolínea: Korean Air
Vuelo: KE907
Tipo de avión: Boeing 777-300ER
Matrícula: HL7205
Clase: Prestige (Business)
Asiento: 7J

Después de ese frío tour en Seúl, me sorprendió lo rápido que pude pasar migración y los filtros de seguridad. Prácticamente tan rápido como en Singapur. Mi preocupación era que el tren es cada 40 minutos y prefería llegar con 2 horas de sobra.

Ya en la terminal, verifiqué que el mejor lounge era el mismo que había usado en mi vuelo de ida. Aunque tenía dos horas, quería darme prisa porque tenía que hacer cosas. POr un lado, aún buscaba algunos recuerdos para la familia y amigos. Por otro lado, no había comido nada desde el desayuno ligero que nos dieron antes de aterrizar (a las 5 AM). A estas alturas ya eran casi las 12 del día y mi estómago exigía comida.

Después de comer en el lounge, busqué las regaderas. No había podido bañarme desde 24 horas antes y no quería aventarme las 12 horas de vuelo todo sudado. Aunque hay pocas regaderas en el lounge, tienen buenas instalaciones: regadera de efecto lluvia y regadera pequeña.

Apenas terminé de bañarme y ví que tenía el tiempo limitado para las compras que quería hacer: un par de recuerdos y buscar ese té verde coreano para llevar a casa. Mientras veía las cosas que tenían en el duty free, me llamó la atención que el tema de "objetos peligrosos" significa algo distinto en este país. Primero, si ven las fotos de la comida que tuve en los vuelos anteriores, verán que nos dieron palillos metálicos que bien pueden ser una buena arma. Pues en el Duty free te venden kits de manicure que no te dejarían pasar por los filtros de segurida de otros países.



Si no te dejan pasar tu kit por los filtros de seguridad, el duty free te vende uno de reemplazo

Luego de mis compras, me dirigí a la puerta, donde en teoría ya debíamos empezar a embarcar y el avión estaba aparentemente listo. Sin embargo, avisaron que embarcaríamos con 20 minutos de retraso. Mientras empezaba el embarque investigué un poco del avión y descubrí que había sido entregado apenas a medidados de año, así que técnicamente el avión estaba nuevecito.



El B777-300ER, casi nuevo de fábrica

Finalente nos llamaron a abordar. Mi asiento era el 7J. Generalmente elijo asientos del lado derecho cuando regreso a Heathrow, simplemente porque puedes ver más de la ciudad si te toca aterrizar en las pistas 27 (si aterrizas en las 09 no importa de que lado vengas: no ves gran cosa.

Los asientos eran Prestige Suites y, por su configuración, la cabina de business estaba dividida en dos. La fila 7 de asientos estaba entre la cabina de primera clase y el segundo galley y baños. El resto de business estaba entre el segundo y tercer galley. Es decir, éramos 6 pasajeros en esa zona de business.



Mi asiento para las siguientes 12 horas



Noten las preparación del asiento: cobija y almohada sobre el asiento. Pantuflas, menú y kit de amenidad en la consola

Para el vuelo de regreso tendríamos un servicio de almuerzo saliendo de Seúl, seguido de algunos bocadillos bajo demanda. Poco antes de llegar a Londres nos ofrecerían la cena.

Aquí menciono otros aspectos que noté del servicio. Por ejemplo, el menú dice que van a ofrecer en el vuelo, incluyendo bebidas. Eliges antes de despegar y te retiran el menú. Pero si después no recuerdas que marcas de whisky o qué cocteles ofrecen, ya no tienes el menú para verlo.




El menú para el vuelo de regreso

Aunque había probado el bibimbap en el vuelo de ida, esta vez quería probarlo pensando que el anterior lo habían preparado en Londres y este, sería hecho en Corea. Como si un asiático volando con Aeroméxico probara chilaquiles en el vuelo de Seúl a Cd de México: dudo la aerolínea ande volando chilaquiles hechos en México al otro lado del mundo para servirlo en el vuelo de regreso. Y para cerrar, elegí el "Dongchimi" (noodles fríos) para la cena.

Finalmente empezamos el empuje y rodaje con casi 1 hora de retraso. A estas alturas yo ya estaba muy cansado porque ya traía mucho cansancio acumulado: el jueves había estado enfermo por una intoxicación con mariscos. Sobra decir que, aunque dormí mucho el jueves, realmente no había descansado. El viernes tuve que trabajar unas horas extra para reponer lo que no pude hacer el jueves y el vuelo era de solo 6 horas, por lo que no había dormido más de 3 horas y media.



Este B747-8 (HL7632) es el que fue entregado antes del avión en el que había volado la noche anterior (HL7633).



Gracias por todo, Seúl. Quedamos en deuda, por lo que hay que volver.

Despegamos por la pista 15R y el ascenso fue por derecha para ir hacia Manchuria, evitando así sobrevolar espacio aéreo norcoreano.

Para empezar el servicio, nos ofrecieron unas bolitas de queso mozzarella con pesto verde.



Botana a base de queso mozzarella y pesto verde


Ensalada de camarón y yam con aderezo de balsámico

De la ensalada debo decir que me llamó la atención esa pasta a base de pimientos rojos "picantes". Al parecer es un producto famoso y me tocó ver pasajeros comprándolos en el duty free a bordo del avión.

No tomé fotos del resto de la comida porque era un bibimbap idéntico en sabor y presentación al que mostré en el reporte del vuelo de ida. El postre era un helado de Häagen Dazs y un té verde (ya también mostré fotos).
 
#2
La ruta nos llevaría prácticamente en dirección opuesta el vuelo de ida: primero cruzaríamos Manchuria y posiblemente Mongolia, luego sobrevolaríamos Rusia, pasando por el lago Baikal (el lago más profundo del mundo) y atravesaríamos Siberia para finalmente entrar al mar Báltico y de ahí cruzar Dinamarca, parte de Alemania, Holanda y finalmene el Reino Unido.



La ruta del vuelo de regreso


En algún lugar sobre Manchuria, cerca de la frontera rusa

Ocasionalmente, uno como pasajero puede ver otros tráficos. En este vuelo nos cruzamos con un A320 en algún punto sobre el noreste de China, cerca de Qiqihar.


Cruzándonos con algún vuelo al norte de China


Sobre el Lejano Oriente ruso

Siendo un vuelo de 12 horas, y con el cansancio que traía, no debe sorprender que me acosté después de ver una película. Para mi sorpresa, dormí 6 horas de corrido y, aunque podía dormir un poco más, prefería no hacerlo para no fastidiarme la noche con insomnio. Debo decir que los asientos eran muy cómodos para descansar, posiblemente por ser nuevos.

Ya casi sobre el Báltico empezó el servicio de la cena. La ensalada era buena pero no esperaba tuviera un queso azul.



Ensalada de hojas verdes con queso azul y mandarina

Si el queso fue algo inesperado, el concepto de "noodles fríos" lo fue más. Hay un tipo de fideos soba que se comen fríos y te los sirven en un plato extendido directo del refrigerador. Hay sopas frías (como el gazpacho) que se sirven directo del refrigerador. Pero nunca me había tocado una sopa fría donde el mismo caldo tuviera hielos!


Dongchimi

Después de cenar solo me puse a escuchar música y a leer un poco antes de aterrizar. Cuadno finalmente salimos de las nubes me quedó claro que llegábamos a laspistas 9 y por lo tanto no habría gran cosa que ver de Londres, así que guardé mi celular (grave error). La aproximación fue a la pista 09L, lo cual nos haría pasar sobre la autopista M25, el camino que llega de la M25 a la T5 y pasaríamos junto a la T5 antes de aterrizar. Cuando estábamos sobre el camino que une a la M25 y la T5, de repente sentí el acelerón del avión y empezamos una ida al aire.

Aunque me ha tocado casos donde descontinuamos el aterrizaje, nunca en mis 314 vuelos anteriores me había tocado una ida al aire a menos de 1 milla de la pista. Me dí prisa a sacar el teléfono e intentar grabar algo, pero solo alcancé a sacar una foto.


Al aire! Aquí vemos el extremo occidental de la T3 y parte del edificio satélite de la T5.


Un acercamiento de la ruta mostrado la ida al airea

Finalmente aterrizamos a las 5:14 PM, 12:20 horas después de haber salido de Seúl.
 
Arriba