Dos vueltas a LAX con Aeromexico, Delta, y Vivaaerobús, acompañando a persona con discapacidad

JFAR2007

Active Member
Hola Foreros.

Hace mucho que no publico. Particularmente en el último año muchas cosas han cambiado mucho, por ejemplo, a mi esposa le diagnosticaron un tumor cerebral agresivo y ha estado pasando por multiples cirugias y tratamientos. Esto la tiene ahorita con algunas secuelas motoras, en particular, perdió la movilidad del lado izquierdo del cuerpo (brazo y pierna) y no puede caminar (va recuperando la movilidad pero muy lentamente). También duerme mucho, batalla mucho para mantenerse despierta, y tiene problemas de memoria a corto plazo, también tiene problemas visuales en una parte del campo visual.

En la casa nos hemos hecho el propósito de tratar de que la vida continúe lo más cercano a la normalidad posible. Esto incluye que hemos hecho varios viajes, la mayoría por tierra (por la pandemia). Pero en junio se presentó la oportunidad de viajar a Los Ángeles dos veces y pues, nos fuimos mi esposa, mi hija de 13 años y un servidor. Esto me dio la oportunidad de conocer como funciona otro aspecto de los viajes aéreos que no conocía: Los servicios para personas con discapacidad.

Así que les dejo estas reseñas (un poco largas, espero no aburrirlos).


MTY - MEX (AM901) 1 de junio de 2021

Compré los boletos en Expedia.com, porque estaban a mejor precio. Los vuelos eran con AM, aunque luego descubrí que el segundo vuelo (MEX-LAX) era en código compartido con Delta. Estábamos en MTY cuando me percaté de que podíamos hacer el viaje. Entonces compré los boletos el sábado anterior, y junto con la reservación me llegó una nota de que podía aprovechar las pruebas obligatorias de COVID a mejor precio en laboratorios con convenio con AM. Así que el domingo llamé a los números que aparecen en la página de AM, y ahí pude hacer las citas para las pruebas de COVID el día lunes (fue un poco complejo porque la persona que me atendió estaba segura de que no había citas en tiempo tan corto, pero ya revisando en el sistema encontró un laboratorio en MTY donde podía acudir sin cita y pues ahí fuimos). El laboratorio estaba solo, éramos los únicos, y me cobraron $369 por cada prueba de antígeno.

Luego me llegó un correo de Delta pidiendo que llenara la "declaración jurada" de que la prueba de COVID era verdadera en su página web, lo cual hice una noche antes de salir al aeropuerto. La página de Delta me confirmó que había terminado la declaración desplegando nuestros nombres y una flechita verde al lado de cada nombre. De suerte, le tomé un screenshot a esa confirmación.

Puesto que salíamos a MTY en el AM901, saliendo a las 6:03, hice el plan de llegar al aeropuerto a las 3:45, ya que mi esposa va en silla de ruedas y sabía que todo sería más lento. Así que llegamos al aeropuerto a esa hora más o menos, me estacioné en la zona de largo plazo en la Terminal B, y pues fuimos a documentar. Por cierto, no me permitió documentar en línea, supongo que porque marqué al momento del check-in que uno de nosotros necesitaba asistencia. Así que llegamos al mostrador a las 4:00, a la fila Sky Priority (tengo el nivel Platino, aunque ya casi no viajo como antes lo tenía antes de que iniciara la pandemia y me lo han dejado). La agente que nos documentó, nos revisó los pasaportes, las visas, las pruebas de COVID y nos pidió que llenáramos la declaración jurada en la página de Delta y le mostrara los códigos QR de la declaración. Le indiqué que ya la había llenado, y que la página de Delta no me dio ningún QR, que solo me puso las flechitas verdes al lado de cada nombre (le mostré el screenshot). Ahí empezó el problema: ella estaba segura que necesitaba un QR y que no podía abordar si no lo tenía. Le mostré los QR del formato AFAC y me dijo que esos no le importaban: Le importaban los QR de la página de Delta. Entré a la página desde mi celular y no aparecía ningún QR. La agente me amenazaba que no me daría los pases de abordar a menos que le mostrara los QR. Así estuvo un rato, y luego dijo: "Pues estoy segura de que no van a poder abordar. Ahorita les doy los pases de abordar pero dejaré una nota en los pases MEX-LAX indicando que a menos que tengan el QR, no podrán volar". Escribió en cada pase a LAX: "Pax sin documentos para abordar" y lo resaltó con marcatextos. Luego, siguió con el equipaje. Vio que llevábamos dos maletas (una grande y otra pequeña, además de dos mochilas, que por muchos años había usado yo mismo como equipaje de mano) y, rápidamente, me informó que debía de pagar $500 pesos por cada maleta. Cuando le dije que tenía la primer maleta gratis por nivel Premier, consultó en el sistema y dice "es cierto, no me había dado cuenta, entonces solo le cobraré una" y ahora la discusión fue sobre la maleta que siempre había usado como equipaje de mano. La cosa es que nos hizo poner todas las mochilas y maletas en el medidor de dimensiones, y resultó que la maleta que por años he usado como equipaje de mano.... ahora no cupo. Quedo fuera por uno o dos centímetros de las rueditas. Para ese entonces, ya eran cerca de las 5:00 AM y ella misma mencionó que la documentaría sin costo, por única ocasión, porque ya era muy tarde para abordar. Luego siguió la documentación de la silla de ruedas: Me informó que la silla de ruedas la debía entregar en la puerta del avión, que usarían una silla de ruedas pasillera de la puerta del avión al asiento, y que al desembarcar en MEX debía esperar la silla de ruedas en la puerta del avión nuevamente. Me dio las etiquetas de equipaje y noté que la silla de ruedas estaba documentada hasta MEX pero las maletas hasta LAX. Asumí, entonces, que saldría la silla de ruedas del avión en MEX.

Llegamos a las 5:20 a la sala de abordaje, y al mismo tiempo llegaron dos personas de apoyo para el abordaje de mi esposa, con la silla de ruedas pasillera. Me pidieron que nos fuéramos a la puerta para ser los primeros en abordar y así lo hicimos. A las 5:35 abordamos mi esposa, la niña y yo, dejamos la silla de ruedas en la puerta del avión y nos apoyaron con el abordaje en la silla pasillera. Hasta ahí todo bien. El vuelo a tiempo, un B738. El vuelo, normal, nada fuera de lo común. Galletas, café y bebidas sin alcohol como es costumbre a mitad del vuelo. Teníamos asientos en la fila 23 pero me pasaron a AM Plus (fila 6), pero como no podía dejar a mi esposa sola, pues a la fila 6 se fue mi hija. Aterrizamos en MEX a tiempo, desembarcaron todos, incluyendo los sobrecargos, quienes simplemente me dijeron que esperáramos un rato a que llegara alguien con la silla pasillera. Seguimos esperando. Llegó el equipo de limpieza y limpiaron el avión. Nosotros aún arriba. Llegó la tripulación del siguiente vuelo y se sorprendieron de vernos a los tres ahí. Les expliqué que estábamos esperando la silla pasillera. Alguien salió y avisó que estábamos esperando la pasillera. Ahí seguimos un buen rato. De repente llegaron dos personas con la silla pasillera, nos ayudaron a desembarcar. La silla de ruedas de mi esposa no estaba en la puerta del avión y por radio pidieron que revisaran la bodega. Dijeron que no había nada, que ya la habían embarcado en el vuelo a LAX y que nos fuéramos a la sala de abordaje del vuelo a LAX (ya eran casi las 8:15 en ese entonces, el siguiente vuelo salía a las 9:00). Entonces, nos acompañó alguien empujando la silla de ruedas de apoyo (del aeropuerto, casi corriendo) y nos llevó hasta la sala, que estaba hasta la puerta 50 y tantos (habíamos llegado a la 67). Hasta el otro lado de la terminal.

En otros posts más abajo dejaré las reseñas de los demás vuelos de estas aventuras.
 

JFAR2007

Active Member
MTY - MEX (DELTA) 1 de junio de 2021 (segundo vuelo del día)

Llegamos a la puerta de abordaje casi a las 8:40. Ya estaban los pasajeros formados para abordar. La chava que nos ayudó con la silla de ruedas se pasó hasta el frente y explicó que iba alguien que requería silla pasillera. Nos pidieron pasar hasta el frente. Nos revisaron los documentos y vieron que los pases de abordar estaban marcados como "Pax sin documentos para abordar" y me volvieron a solicitar las pruebas de COVID y la declaración jurada. Cuando vieron que tenía el screenshot de la página de Delta con nuestros nombres y las flechitas verdes dijeron "está todo bien, no se porqué pusieron esto" y nos imprimieron de nuevo los pases de abordar. Le pedí a quien nos revisó los documentos que confirmara que la silla de ruedas estaba a bordo y me dijo que lo haría después de que abordáramos, porque debíamos abordar en ese momento. Pasamos antes que los demás pasajeros, y ya estaba alguien con la silla pasillera esperándonos en la puerta del avión. Abordamos, y todo bien, nos tocó sentarnos a los tres juntos. La aeronave fue un B757-200. Tenía como dos años de no subirme a un 757 y creí que ya no me tocaría volver a subirme a uno. Al terminar el pushback y encender los motores, y al volver a sentir el olor a aceite que supongo causa el bleed air en esos modelos antiguos, recordé ese olor cuando viajaba en los B732, B733 y MD80 hace más de una década. Luego, se escuchaban los motores encendiendo y apagando poco después, unas tres o cuatro veces. El capitán informó que había una falla con una compuerta del APU que debía cerrarse al encender los motores, y que continuaba abierta, y que tendrían que revisar la compuerta antes de despegar, por lo que se retrasaría el vuelo cerca de 20 minutos. A las 9:40, comenzó el rodaje, despegó por la 5L y me asombró lo tardado del despegue y la longitud de pista que se requirió para el mismo. Supongo que tuvo que ver que el vuelo estaba completamente lleno, o quizá usaron alguna técnica de despegue eficiente sin usar la totalidad de la potencia.

El servicio a bordo normal, más bien parecido a un vuelo nacional largo. Dos rondas de bebidas, dos rondas de botanas. El IFE bastante bueno, con buena variedad. Disfruté buena parte del vuelo jugando en línea con mi hija, cada quien desde su pantalla. En LAX aterrizamos cerca de las 11:30 hora local. Aterrizamos, desembarcaron todos los demás y esperamos un rato. Llegó el jefe de sobrecargos, me preguntó si necesitábamos la silla pasillera y cuando le dije que si, se sentó en la siguiente fila y dijo "aquí me espero con ustedes, no puedo desembarcar mientras haya algún pasajero", y como a los 20 minutos, llegaron dos personas con la silla pasillera a apoyarnos. Al salir, esperábamos que estuviera la silla de ruedas de mi esposa en la puerta, pero no estaba. Nos dijeron que la buscáramos entonces en la banda, y que llevarían a mi esposa en una silla de ruedas del aeropuerto hasta la banda.

Aquí, empezaron los conflictos, que mencionaré brevemente porque no forman parte del vuelo: El elevador para bajar del nivel de llegadas a migración estaba descompuesto, nos pidieron esperar unos minutos a que llegara el técnico que lo revisaría. Esperamos dos horas. No llegó el técnico. Llegó personal de apoyo del aeropuerto y me dijeron que les habían autorizado llevar a mi esposa por un elevador en otra ala de la terminal, que la vuelta era larga, que debían llevarla a ella y nosotros esperar en migración, un nivel más abajo. Bajamos a donde nos pidieron esperarla, tardaron una hora en llegar con ella (lo cual fue preocupante puesto que por su problema de memoria, me preocupaba que no pudiera recordar donde estaba). Cuando llegaron, me pidió la persona que empujaba la silla del aeropuerto que de ahí en delante me encargara yo de empujar la silla, me enseñó el mecanismo para frenar (es una silla especial para el aeropuerto) y me dijo que tenía que irse a atender otros vuelos que iban llegando. Me pidió dejar la silla al lado de la banda de equipaje, cuando recuperáramos la nuestra.

Luego pasamos migración, donde me enviaron a revisión secundaria (me mencionaron que había alguien que se llama igual que yo con problemas con la ley en California). Los agentes de migración pedían que solamente fuera yo al cuarto de revisión secundaria, y que mi hija (de 13 años) y mi esposa (en la silla de ruedas del aeropuerto y con problemas de memoria) avanzaran y me esperaran en las bandas de equipaje o ya afuera del aeropuerto, a lo que me opuse. Les pedí les permitieran acompañarme. Después llamaron a un supervisor de migración quien aprobó que me acompañaran. Duramos más de una hora más, sin agua, sin haber comido en todo el día más que los snacks de los vuelos, pero al menos había una máquina de refrescos y agua en el "cuartito" de espera para revisión secundaria, por lo que al menos mi esposa pudo tomar sus medicamentos. Fue más de una hora escuchando las discusiones entre personas de múltiples nacionalidades y agentes de migración, viendo gente llorar porque sería deportada, al final, me llamaron y solo me dieron el pasaporte y me dijeron "you are free to go, sorry for keeping you waiting". Supongo que confirmaron que yo no era el que tenía problemas con la ley.

Salimos, y bajamos hacia las bandas de equipaje. Encontramos la banda 8 (la asignada para nuestro vuelo) vacía y apagada, pero nuestras maletas a un lado de la banda, y dos empleadas asiáticas de Delta, que no entendían bien el inglés y no hablaban español. No estaba la silla de ruedas de mi esposa. Les expliqué y no entendían bien. De ahí en delante, pasaron más o menos unos 30 minutos muy cómicos en los que las dos empleadas corrían, cada una en dirección distinta y las perdíamos de vista por varios minutos, luego volvían con sillas que no eran la nuestra, cuando les decíamos que no se volvían a ir corriendo y volvían otra vez después de varios minutos con otras sillas. Después como de 3 o 4 vueltas, volvieron y empezaron a hablar en su idioma, yo no entendía pero se notaban los nervios puesto que se hablaban a gritos y temblaban. Evidentemente, no encontraban la silla de mi esposa. No sabían que hacer.

Pasó entonces otro empleado de la aerolínea y les dijo: "there is another chair that just came out of the door" y se fueron, literalmente, corriendo. Volvieron entonces, ahora si, ¡con la silla de ruedas correcta!

Salimos del aeropuerto a las 16:40 horas. Nos llevó 5 horas salir del aeropuerto. Unos familiares habían ido a buscarnos y estaban asustados del tiempo que nos llevó salir. Un rato después, al estar en un restaurante por ahí cerca, noté que la silla de ruedas de mi esposa tenía otras etiquetas de equipaje superpuestas, encima de las originales, y que decían: "URGENT - SHIP IN AM642" y tenían impresa la hora: 10:15 AM. Entendí que lo que pasó fue que la silla de ruedas se quedó en MEX, la encontraron, la embarcaron en el siguiente vuelo, y acababa de llegar cuando la encontraron las empleadas de Delta.

Conclusiones sobre el trayecto de MTY-MEX-LAX con AM y DL

Parecen demasiados errores durante este trayecto. Primero, la agente de documentación de AM en MTY que no estaba familiarizada con el sistema de DL para las declaraciones juradas vía web. Segundo, la tardanza para la silla pasillera para el desembarque en MEX, y que nadie de la tripulación original puso atención. Tercero, el que la silla de ruedas no haya sido entregada en la puerta en MEX, y que tampoco haya sido embarcada en el vuelo correcto a LAX. Cuarto, que al llegar a LAX, tampoco había registro de que requeríamos la silla pasillera, hasta que alguien de la tripulación avisó. Quinto, que al llegar a LAX y no aparecer la silla, personal de Delta no supiera que hacer.
 

JFAR2007

Active Member
TIJ - MTY con Vivaaerobús, 5 de junio de 2021

Volviendo de Los Ángeles, volamos desde Tijuana, utilizando el Cross-Border Express (CBX). El vuelo salía a las 9:35 hora local, por lo que mi plan fue salir del norte de Los Ángeles a las 3:45 y llegar al CBX a las 7:00. Compré los boletos del CBX vía web la noche anterior. Había una fila impresionante para entrar a la zona de documentación. Llegamos al CBX a las 7:15 y pasamos a la zona de documentación, nos dieron preferencia al ir mi esposa en silla de ruedas así que no tuvimos que hacer la fila. Llegamos al mostrador de Vivaaerobús y notamos un anuncio curioso: "Al ser este un cruce internacional solo podemos documentarle hasta 90 minutos antes de la salida del vuelo". Al estar en la fila, llegaron varias familias que salían en vuelos antes del nuestro, y los dejaban pasar con la condición de no documentar equipaje o llevárselo y documentarlo en sala, y con la advertencia de que muy probablemente no alcanzaría en vuelo. Un caos total.

Creí que nosotros estábamos a buena hora. Así que documentamos y me instruyeron a cruzar el puente, pasar migración y aduana, y a dejar el equipaje en un mostrador de recepción de equipaje justo después de la aduana mexicana. Cabe mencionar que en Los Ángeles nuestros familiares nos regalaron otra silla de ruedas (la que llevaba mi esposa era en realidad prestada y pues me pareció buena idea traernos las dos para devolver la prestada y quedarnos con la otra). Como los boletos de Viva que compré incluían equipaje, pues traería la silla de ruedas adicional como equipaje pagado, por lo que no debería haber problema.

Para ingresar al puente, la fila para comprar el boleto era larguísima (nos la ahorramos porque lo había comprado via web). Ingresamos al puente, cruzamos, la fila en migración también larguísima. Pasamos aduana, llegamos al mostrador de recepción de equipaje de Viva donde debía dejar las dos maletas y la silla de ruedas extra. La chava del mostrador me recibió las maletas, pero no la silla de ruedas extra. Le expliqué que ya estaba documentada, y que era extra y viajaba como equipaje pagado, pero ella se negó a recibirla porque "aquí no podemos recibir sillas de ruedas, entréguela en la puerta del avión". Nos fuimos entonces hacia el chequeo de seguridad, revisaron y dejaron pasar a mi esposa y mi hija pero a mi no, porque llevaba la silla de ruedas sin necesitarla y debía documentarla. Le expliqué a los de seguridad que la persona de Viva no la había recibido, y me dijeron que, simplemente, no podía pasar con una silla de ruedas si no era usuario que la requiriera. Como mi esposa y la niña ya habían pasado seguridad, no podían devolverse a acompañarme, así que a señas les dije que me esperaran por ahí mientras volvía.

Volví al mostrador de Viva y le dije a la chava que seguridad no me permitía pasarla. Tomó su celular, habló con alguien, le explicó la situación y escuché que le contestaron "si va como equipaje documentado recíbela". La chava solo contestó: "hay, es que se me hace muy pesada". Ahí noté que, en realidad, había sido que no quería cargarla. Terminó por recibirla, crucé seguridad, noté que ya eran las 9:10, y a correr a la puerta de embarque. Al llegar, nos estaban voceando, era la última llamada. Cuando llegamos, me dice la encargada de embarque: "ah caray, olvidé revisar si alguien necesitaba silla pasillera, no la pedí, apenas voy a pedirla". La pidieron y llegó una sola persona con la silla pasillera, era un señor de edad ya muy avanzada, que casi no podía ni mover la silla, e iba solo, sin ayuda. Me pidió que lo ayudara y esto me llamó la atención: En los vuelos anteriores con AM y DL me ofrecí a ayudar a mover la silla pasillera y me contestaron "gracias pero no se puede, hay un procedimiento y entrenamiento para esto". En este embarque, en TIJ, tuve que ayudarle al señor que no podía con la silla. Fuimos los últimos en embarcar.

El vuelo a MTY, normal, desayunamos durante el vuelo y me pareció curioso que ahora si había toda la variedad del menú. Aterrizamos en MTY, en tiempo, esperamos a que desembarcaran todos y entró de inmediato una persona con la silla pasillera. El solo se encargó del desembarque, que fue por escalera pero que noté que tiene un elevador a un lado.

Quisimos esperar a que bajara el elevador con mi esposa, pero se nos acercó un guardia de seguridad y nos pidió que avanzaramos y que la esperaramos en la banda de equipajes. Llegamos a la banda, y mi esposa llegó ¡30 minutos después! En ese rato, no salían ni las maletas, ni mi esposa, y de repente llegó el mismo empleado de apoyo pero también empujando a alguien más en otra silla de ruedas (en vez de llevar a mi esposa a la banda, ella tuvo que esperar a que desembarcara a otro pasajero de otro vuelo también con discapacidad). Duramos cerca de 45 minutos esperando las maletas, se acumularon cientos de personas de varios vuelos, y salieron las maletas de varios vuelos revueltas, junto con las dos sillas de ruedas. Ahí, salimos a la siguiente aventura: El shuttle de la Terminal C a la Terminal B, pagar el estacionamiento (la máquina para pagar en la Terminal B no funcionaba, y como no había vuelos llegando ahí no había personal en la caja para pagar, así que hubo que esperar un buen rato) y, por fin, como a las 4:30 de la tarde (habíamos aterrizado como a las 2:20) logramos salir del aeropuerto en nuestro auto.

En conclusión: Aunque en el viaje de ida a LAX hubo bastantes dificultades y errores de parte de las aerolíneas, noté mucha diferencia en los recursos, procedimientos y entrenamiento del personal de apoyo de AM y DL comparado con Viva.

En los siguientes días publicaré lo que noté en un segundo viaje que hicimos, a finales de junio, pero que fue solamente en los tramos MEX-LAX-MEX.
 

XA-NIT

Moderator
Gracias por compartir tus experiencias de viaje! Esto de volar con la "Nueva Normalidad" a veces es confuso, me ha tocado que ni si quiera pidan los cuestionarios de la AFAC, en algunos otros hasta te sacan de la fila si no tienes el QR, en fin, ahora nos toca acostumbrarnos.

En que aviones te toco viajar? Ojalá hayan estado cómodos para ustedes.

Que bueno que a pesar de más complicaciones de tu esposa puedan darse un gusto de volar y vacacionar.

Un fuerte abrazo y bendiciones. Saludos...!
 
Reactions: kik

JFAR2007

Active Member
Gracias por compartir tus experiencias de viaje! Esto de volar con la "Nueva Normalidad" a veces es confuso, me ha tocado que ni si quiera pidan los cuestionarios de la AFAC, en algunos otros hasta te sacan de la fila si no tienes el QR, en fin, ahora nos toca acostumbrarnos.

En que aviones te toco viajar? Ojalá hayan estado cómodos para ustedes.

Que bueno que a pesar de más complicaciones de tu esposa puedan darse un gusto de volar y vacacionar.

Un fuerte abrazo y bendiciones. Saludos...!
Confuso lo de la nueva normalidad, definitivamente. Todos los aviones muy cómodos. Ahora por las prisas no tomé fotos, y no recuerdo bien las matrículas, pero de MTY-MEX fue un 738 (creo que era el N950AM), de MEX-LAX era un B757-200 (que ese si no recuerdo la matrícula) y el de Viva era un A320neo, del cual no recuerdo la matrícula (con las prisas, probablemente ni siquiera la vi).
 
Reactions: kik

JFAR2007

Active Member
MEX-LAX, AM648, 23 de junio de 2021

Pues volvimos a ir los tres algunas semanas después, a LAX pero ahora saliendo desde MEX. Como dato curioso, los boletos los adquirí ahora directamente en aeromexico.com, y me daba acceso a una tarifa más baja tanto a la ida como a la vuelta, si los compraba sencillos en vez de redondos. ¡Que cosa tan rara! Pero a la vez me convino porque tenía unos vouchers electrónicos por flexibilidad por la pandemia (los boletos eran originalmente a BOG en abril de 2020) y al comprar los sencillos me permitió usar dos (uno para cada tramo), además, el precio total fue menos caro.

Nuevamente usé un laboratorio con convenio para las pruebas de COVID-19, así que nos hicieron las pruebas de antígeno en Querétaro, un día antes del viaje, y nos costaron $369 a cada uno. Llené las "declaraciones juradas" en la página de AM al hacer el check-in y resulta que la página de AM si da unos QR a los que hay que guardar como screenshot cuando se completan las declaraciones (ahí entendí la confusión de la agente de documentación en el viaje anterior).

El vuelo salía de MEX a las 19:40 del 23 de junio, llegando a LAX a las 21:55 hora local. Teníamos la impresión de que, por lo complejo del viaje de la ocasión anterior, nuevamente habría retrasos en salir del aeropuerto en LAX y saldríamos en la madrugada. Ya íbamos preparados tanto psicológicamente como con botellas de agua, snacks y otras cosas.

Llegamos al estacionamiento iPark a las 16:45 más o menos, y para las 17:15 ya estábamos en el aeropuerto listos para documentar. Pasamos a la zona de documentación Sky Priority y la fila era bastante larga. Tardamos aproximadamente 40 minutos en fila. Antes de llegar a mostrador, se nos acercó una entrevistadora para vuelos a EEUU y nos pidió las pruebas de COVID-19, llevaba todos los documentos en una tablet, así que ahí mismo los revisó y me dijo que validaría la autenticidad de los resultados de la prueba COVID. Tomó su celular y escaneó un pequeño QR que venía en cada página de los resultados que me envió el laboratorio, y ¡sorpresa! Se abrieron los resultados en su celular, directamente de la página del laboratorio, desde donde los verificó. Supongo que comenzaron a hacer esto para evitar falsificación de documentos.

Ahora la documentación fue muy rápida. Le indiqué al agente de documentación que mi esposa requería la silla pasillera y dijo que la solicitaría. Nos pidió pasar a la sala a las 18:40, llegamos a esa hora, me acerqué al personal de embarque y les comenté que quería confirmar que había solicitud de silla pasillera, confirmaron y me contestaron que no: Que el agente de documentación no lo había registrado en el sistema. Así que pidieron la silla en ese momento, tardó más o menos 30 minutos en llegar.

Después, el abordaje normal, era un B737-800. Nos abordaron dos personas de apoyo, con la silla pasillera, tal cual lo había notado en el vuelo de AM de unas semanas atrás. Mi esposa y yo estábamos en la fila 23 y la niña en la fila 7 (con el asiento de AM Plus que me regalan por nivel), pero antes del abordaje nos cambiaron a los dos a la fila 7 también así que quedamos juntos. Al abordar, se me acercó una de las sobrecargos y me preguntó si mi esposa necesitaría tomar algún medicamento, aplicarse algún medicamento de otra forma y si podría tener alguna alteración durante el vuelo. Le expliqué que no tendría que aplicarse nada y que su única alteración es no poder mover el brazo ni la pierna izquierda. Tomó un papelito, y tomó nota del asiento en el que se encontraba mi esposa y algunas otras cosas. Mi percepción fue que estaba genuinamente atenta a la seguridad de mi esposa.

El vuelo, normal, como era de esperarse, dos rondas de bebidas, dos rondas de snacks. Llegamos a LAX poco antes de itinerario, desembarcamos en la terminal Tom Bradley. Tan pronto bajaron todos los demás pasajeros, y subieron dos personas con la silla pasillera (ahora si nos estaban esperando). Ahora si salió la silla de ruedas de mi esposa a la puerta del avión, ahí hicimos el cambio, y pues a seguirle. Ahora si funcionaba el elevador hacia migración.

El paso en migración fue rápido, ahora no hubo revisión secundaria (extraño, ¿verdad?). Salimos y las maletas aún estaban dando vuelta en la banda, las recogimos y antes de las 23:00.... ya estábamos esperando el shuttle de la arrendadora de autos (Avis). Por cierto, quedé también sorprendido de otros detalles que no había observado antes por no tener que observarlos: Por ejemplo, de lo fácil que es abordar el shuttle de Avis en LAX con silla de ruedas (por la plataforma que se expande y retrae para subir al autobús). También quedé asombrado del caos en la salida de LAX, miles de personas saliendo al mismo tiempo, el tráfico increible, el desorden para el abordaje de shuttles y autos particulares, y todas esas cosas que parecen ser idénticas a lo que se ve en MEX en un día pesado en llegadas.
 
Última edición:

JFAR2007

Active Member
LAX-MEX, AM647, 25 de junio de 2021

Les confieso que al escribir estas notas vuelvo a sentir la adrenalina de ese día. ¿Les ha pasado que calculan mal el tiempo y creen que perderán el vuelo? A mi me ha pasado muy poco. Quizá unas dos o tres veces en 20 años volando bastante. Una vez, en 2007, perdí un vuelo (recuerdo que era el vuelo AM903, de MTY a MEX, cuando cambiaron el tiempo de cierre de puertas, que pasó de ser 10 minutos antes de la salida a 20 minutos, y yo llegué 15 minutos antes del cierre). Ahora, creí nuevamente que lo perdería.

Ese día despertamos con un cansancio tremendo y síntomas de gripa (efecto secundario de la segunda dosis de la vacuna). El vuelo salía a las 14:10. Entonces, mi plan era llegar a dejar el auto de renta a las 11:10, tomar el Shuttle a la Terminal 2 (Aeroméxico documenta en la T2 en LAX, pero el vuelo sale de la Terminal Tom Bradley) y llegar antes de las 12:00 a documentar. Calculé mal el tiempo de unas pequeñas compras que realizamos. Llegamos a las 11:40 a dejar el auto de renta, aún parecía buena hora. Cuando el manager de Avis vió que bajaba de la cajuela una silla de ruedas, se acercó y me pidió que dejara la silla de ruedas en la cajuela y que conseguiría que alguien de ellos nos llevara en el mismo auto a la T2, así nos evitábamos esperar y abordar el shuttle. Para tener la imagen completa: Originalmente, yo iba conduciendo, mi esposa en el asiento del pasajero, mi hija de 13 años en el asiento trasero. Entonces cuando subió el empleado que nos llevaría (que por cierto, era un señor de edad avanzada que tenía problemas para caminar y usaba un bastón), y escuché como se quejaba de dolor cuando se sentó en el asiento del conductor) yo me pasé para el asiento trasero. Llegamos a la T2 y aunque el conductor trató de bajarse le dije que no se preocupara, que yo me encargaría de las maletas y todo y procedí a sacar las maletas de la cajuela, sacar la silla de ruedas y ayudarle a mi esposa a pasarse a la silla de ruedas. Cerramos las puertas, nos despedimos del conductor, y en lo que va arrancando el auto nos damos cuenta que... ¡se nos quedó el celular de mi esposa en la bandeja de la puerta!

Decidimos primero documentar y luego ver si pasaba un milagro respecto al celular, por ejemplo, que lo encontraran y volvieran a dejarnoslo. Pasamos a documentación, y la agente de AM nos documentó bastante rápido. Nos señaló que cerca de la entrada a seguridad estaban los encargados de recibir las sillas de ruedas propias, cambiar a los pasajeros a las sillas de ruedas del aeropuerto y ayudar a empujar hasta la puerta de embarque. Nos indicó que, en LAX, es mejor pasar seguridad con la silla del aeropuerto porque la revisión es más rápida, y que las personas que ayudan a empujarla ya saben lo que deben hacer para facilitar la revisión. Nos recomendó que entráramos a la zona estéril en la T2, y luego usáramos el bus interno de la T2 a la Tom Bradley.

Nos volvimos a salir a la banqueta por si pasaba el "milagro" que esperábamos respecto al celular. Llamé a la estación de Avis y me pidieron levantar un reporte en su página web de lost and found. Dijeron que, simplemente, no tenían forma de ubicar el auto en el lote en ese rato. Eran las 12:20 y quisimos esperar un poco más. Desde mi celular, logramos bloquear el de mi esposa (tenemos todos los de la familia en un grupo familiar) y desplegar en la pantalla un mensaje de "I lost this iPhone and I am at LAX T2 until 13:10 today" en caso de que alguien lo encontrara. La función de bloqueo me permitía también ver la ubicación del celular (en el lote de Avis) y permitir que si alguien lo encontrara pudiera marcarme únicamente a mí desde el mismo celular. Decidimos esperar hasta las 13:00. Si no pasaba nada antes, abandonaríamos el celular, pasaríamos a dejar la silla de ruedas y pasaríamos seguridad en la T2 usando mi esposa la silla de ruedas del aeropuerto, luego usaríamos el bus interno a la Tom Bradley. Dieron las 13:00 y nada pasó. Empezamos a caminar y al llegar a donde dejaríamos la silla de ruedas: ¡que suena mi celular! ¡Habían encontrado el celular de mi esposa y me ofrecían mandarlo con el conductor del siguiente shuttle a la terminal! Así que había que decidir rápido. ¿Abandonar el vuelo? ¿Abandonar el celular? Decidimos abandonar el vuelo. Pero trataríamos de alcanzarlo, de todas formas. Se nos ocurrió caminar hasta la terminal Tom Bradley, por la banqueta exterior, esperar ahí el shuttle de Avis con el celular, recogerlo, y entrar a seguridad ya directamente en la Tom Bradley y con nuestra propia silla de ruedas, a ver si alcanzábamos el vuelo. Había demasiado tráfico. El shuttle llegó a las 13:25 me entregaron el celular, y literalmente, a correr para llegar a seguridad.

Pasamos la fila de seguridad y nos encontramos con una novedad: Como era nuestra propia silla de ruedas, llevaron a mi esposa a una revisión especial, que le practicaron entre dos mujeres agentes de TSA. Literalmente, desarmaron partes de la silla de ruedas. Abrían hasta los tubos estructurales de la silla, desmontaron hasta el hule de las llantas. Le hicieron una revisión corporal exhaustiva, y fue sumamente molesto. Les expliqué que ella no puede mover el brazo y la pierna izquierda, pero en un momento, le pidieron que levantara los dos brazos, lo que no pudo hacer. Siguieron insistiéndole y ella contestándoles que no podía, que necesitaba ayuda para levantar el brazo izquierdo. Mi hija se acercó para tomar el brazo de mi esposa y ayudarle a levantarlo, y la chava de TSA solo gritó "Step out, don´t touch her, it is a crime to interfere in our revision". Le pidieron a mi esposa que se quitara los zapatos, lo cual no puede (por algo está en silla de ruedas, por no tener movilidad en la pierna izquierda), lo cual causó todo una discusión. Les comenté que, dado como estaban haciendo su revisión sin tomar el cuenta las características físicas de mi esposa, teníamos todo el derecho de hacer una queja formal, y que me aseguraría de hacerla si el vuelo nos dejaba dada su tardanza. Contestó una de ellas que irían con nosotros hasta la puerta del avión para que nos dejaran abordar. Obviamente, no fue así. Terminaron su revisión y simplemente se fueron de regreso a la línea de seguridad.

Corrimos, literalmente corrimos.... llegamos a la sala de abordaje a las 14:05, conscientes de que muy probablemente ya no alcanzaríamos el avión. Y sorpresa, lo alcanzamos. La aeronave era la N965AM, un 787-8 en el que ya me había tocado volar muchas veces, por cierto. Estaban por cerrar la puerta. Escuché la plática entre los encargados del abordaje. "¿How many are onboard?" "238, plus them three, plus other four that have not shown up". Cuando supieron que necesitábamos la silla pasillera, escuché que dijeron "let´s hold the flight until they board".

Nos pasaron a mi esposa y a mi a Premier, beneficio platino. Pero los asientos no estaban juntos. Así que, pedí que regresaran a mi esposa al asiento junto con mi hija, en la fila 11. En realidad, viajamos mi esposa y yo en la fila 11 y la niña se fue en Premier (su sueño desde hace tiempo era conocer Premier en un Dreamliner, se le cumplió de forma imprevista). Fuimos los últimos en abordar, aunque abordamos a destiempo, primero mi hija y un par de minutos después nosotros dos.

Mientras el personal de apoyo abordaba a mi esposa con la silla pasillera, uno de los sobrecargos se me acercó en el pasillo y me hizo varias preguntas sobre la condición de mi esposa, me indicó que de ser necesario podría proporcionarme oxígeno, si necesitaba aplicarse algún medicamento durante el vuelo, y me comentó que en el Dreamliner cuentan con una silla de ruedas pasillera dentro del avión y que ellos pueden trasladarla al baño en caso de ser necesario. Antes de despegar, pasó de nuevo por mi lugar y me dijo "ya le indiqué a su niña que me indique con confianza lo que necesite", lo cual me sorprendió porque no creí que alguien se hubiera dado cuenta de que íbamos juntos. ¡Realmente estaba atento!

El viaje, normal. Dos rondas de bebidas, dos rondas de snacks. En Premier, pasta Alfredo. El IFE del 787 con bastante variedad. Aterrizamos en MEX en la noche, el desembarque fue rápido y en general el proceso para salir del aeropuerto sin problemas. Incluso, tan pronto como desembarcaron los demás pasajeros, ya estaban con la silla pasillera esperándonos.

Puedo decir que, en este vuelo, fue muy notoria la preocupación del sobrecargo sobre el bienestar y seguridad de mi esposa y de mi hija, y me sorprendió notar que estaba tan atento a las circunstancias. Mi percepción es que estaba genuinamente atento a nuestra seguridad y bienestar.

En conclusión, no se si exista algún procedimiento sobre el nivel de atención y cuidado que la tripulación de sobrecargos deba poner sobre pasajeros con discapacidad. Pero en este vuelo y el anterior un par de días antes, fue muy notorio que captamos su atención y quizá hasta preocupación, lo que no sucedió en el vuelo de AM unas semanas antes, ni en el vuelo con DL, tampoco en el vuelo con VIV. ¡Ese nivel de atención hace una gran diferencia!
 
Última edición:

JFAR2007

Active Member
Un comentario más para terminar. Después de estos vuelos, entendí que hay varias cosas que son necesarias para viajar con un pasajero con necesidades especiales. Lo primero es comunicación, hay que comunicarse mucho con el personal de la aerolínea, porque no siempre hay buena comunicación dentro de la aerolínea. Por ejemplo, si requieres silla pasillera, hay que informarlo al documentar y volver a informarlo tan pronto llegues a la puerta de embarque, porque probablemente no lo hayan registrado. Hay que recordárselo también al personal de la aerolínea al momento del desembarque, porque probablemente no lo tengan registrado. Comunicar, comunicar, comunicar.

También el tiempo es necesario. Todo puede ser mucho más lento.
 

Jwong

Active Member
En efecto llegar con muuuuucho tiempo de antelación es indispensable y avisar a todos los que se involucren.

Hace un mes acudí a T2 de MEX y pedí una silla de ruedas para mi mamá pues yo no viajaba (pedida desde la compra del boleto en línea) pero como llegamos demasiado temprano 6:30am para vuelo de 10:00am optamos por desayunar en el área de comida rápida y se lo indiqué a la persona de mostrador, nos indicó que no había problema, que regresaramos a las 8:45 al mostrador y le pidiera la silla a él mismo. Así lo hicimos, llegamos de regreso 8:35 y voceó por radio al personal de apoyo, después de esperar 20 min llegó el señor con la silla de ruedas (había muy pocos elementos de apoyo y sobraban muchas sillas) y por fortuna hizo las preguntas pertinentes y se aseguró de que tuviera la forma FMM de salida.
Y que bueno que él estaba al pendiente de la puerta de salida, pues la cambiaron de la 75 a la 61 de último minuto y hubiera estado cardiaco que mi mamá llegara de un lado al otro del aeropuerto sin fallas.
 

flymzt

Well-Known Member
JFAR2007

Hola JFAR2007, gracias por tu reporte, no hay necesidad de fotos debido a que tu narración es muy precisa.

Es lamentable que en México y también en USA como nos expones el personal no este del todo sensibilizado en ciertos aspectos para pasajeros con movilidad reducida, el sector turismo muchas veces se olvida ( no existe publicidad turistica para personas con movilidad reducida) de brindar una buena experiencia a los pax con movilidad reducida.
 

JFAR2007

Active Member
JFAR2007

Hola JFAR2007, gracias por tu reporte, no hay necesidad de fotos debido a que tu narración es muy precisa.

Es lamentable que en México y también en USA como nos expones el personal no este del todo sensibilizado en ciertos aspectos para pasajeros con movilidad reducida, el sector turismo muchas veces se olvida ( no existe publicidad turistica para personas con movilidad reducida) de brindar una buena experiencia a los pax con movilidad reducida.
Hola flymzt. En efecto, una buena parte del personal no está del todo sensibilizado, pero creo que esto no es exclusivo del sector. En realidad solo quienes pasamos por estas cosas conocemos de que se trata. Hasta hace unos meses, yo también era de los que no podía entender las implicaciones de no tener movilidad en una parte del cuerpo, incluyendo el que la silla de ruedas es algo fundamental, y la pérdida u olvido de la silla en algún lugar implica la imposibilidad de que la persona se mueva.
 
Reactions: kik

AlanT

Active Member
!Muchas gracias por tu reporte! Mi padre esta en silla de ruedas por una amputación y esto me sirve mucho sin duda para viajes con él. Tengo una duda, mencionaste un elevador en vivaaerobus, siempre he tenido como le hacen en lugares como la terminal C donde no tiene pasillos y solo se utilizan escaleras, es con el elevador que mencionas? Esto me preocupa porque mi padre tiene sobre peso y no me imagino como sería abordarlo si la única manera de abordar es con las escaleras.

Saludos!
 
Reactions: kik

JFAR2007

Active Member
!Muchas gracias por tu reporte! Mi padre esta en silla de ruedas por una amputación y esto me sirve mucho sin duda para viajes con él. Tengo una duda, mencionaste un elevador en vivaaerobus, siempre he tenido como le hacen en lugares como la terminal C donde no tiene pasillos y solo se utilizan escaleras, es con el elevador que mencionas? Esto me preocupa porque mi padre tiene sobre peso y no me imagino como sería abordarlo si la única manera de abordar es con las escaleras.

Saludos!
En el caso de Vivaaerobus en MTY en la Terminal C me tocó ver que la escalera tenía al lado este pequeño elevador integrado, y por ahí fue que solo una persona de apoyo bajó a mi esposa. En las demás estaciones ignoro cómo lo hagan, creo que en muchos casos son escaleras normales. Ojalá alguien más del foro pueda ayudarnos a entender cómo se hace en otras estaciones.
 

AlanT

Active Member
En el caso de Vivaaerobus en MTY en la Terminal C me tocó ver que la escalera tenía al lado este pequeño elevador integrado, y por ahí fue que solo una persona de apoyo bajó a mi esposa. En las demás estaciones ignoro cómo lo hagan, creo que en muchos casos son escaleras normales. Ojalá alguien más del foro pueda ayudarnos a entender cómo se hace en otras estaciones.
Mucha gracias por la respuesta!
Saludos!
 
Reactions: kik
Arriba