Casarse a bordo del Concorde ... para los amantes del glamour

#1
EFE
El Universal
Londres Miércoles 30 de septiembre de 2009
13:27 El que fue un sueño durante décadas para los amantes del glamour y de la aeronáutica puede hacerse ahora realidad en un museo del sureste de Inglaterra, que ha habilitado el avión Concorde que forma parte de su colección para oficiar bodas.
Coincidiendo con el 40 aniversario del primer vuelo de este mítico avión el 1 de octubre de 1969, las autoridades del condado de Surrey, al suroeste de Londres, han dado una licencia a Brooklands Museum para que pueda celebrar matrimonios dentro del Concorde, que es una de las joyas de este museo dedicado al mundo del motor.

Jan Knott, gerente de las visitas a este Concorde modelo G-BBDG -en el que hasta ahora se puede realizar un viaje virtual a dos veces la velocidad del sonido-, afirmó en declaraciones a la agencia local PA que cuando el avión volaba "se recibían numerosas peticiones de gente que quería contraer matrimonio a bordo".

"Entonces no pudieron, pero ahora van a poder. El Concorde significa muchas cosas para mucha gente, ya sea porque volaron en él, porque lo vieron volar o porque son entusiastas de la aviación", comentó Knott, convencido de que la propuesta será un éxito.

El Concorde es un avión pequeño, por lo cual sólo habrá espacio para una ceremonia con 32 invitados, incluida la pareja.

El resto de invitados podrá participar posteriormente en un banquete bajo las inconfundibles alas del avión.

Denise Saliagopoulos, miembro del consejo del condado de Surrey, señaló que "autorizar esta licencia de matrimonio significará que este icono tan querido de la aviación puede seguir siendo un lugar que evoque recuerdos mucho tiempo después de que haya dejado de volar".

Para Zoe Lingard, que organiza bodas en el área de Londres, la idea va a ser sin duda un éxito entre las parejas.

"Concorde supone glamour. Fue parte de la cultura británica mucho tiempo. Tiene un aire retro de los 70, así que yo estaría tentada de incluir comida y cócteles retro en la boda", dijo.

Este avión cobrará así nueva vida seis años y medio después de que la compañía Air France, coincidiendo con el centenario del vuelo inaugural de los hermanos Wright, decidiera poner fin definitivamente a los vuelos supersónicos del Concorde.

Air France y British Airways decidieron jubilarlo por su caro mantenimiento y por las dudas sobre seguridad que suscitó su único accidente, el sufrido el 25 de julio del 2000, cuando un Concorde de la aerolínea francesa se estrelló poco después de despegar del aeropuerto Charles De Gaulle de París.

Una trozo de chapa que había sobre la pista de despegue se incrustó en una de las alas, lo que impidió que el vuelo 4590 de Air France remontara el vuelo y provocó que se estrellara contra un hotel, causando la muerte de 113 personas.
 
Arriba