Boeing 787 «Dreamliner»

kik

Well-Known Member


Después de debutar en el 2011, el 787 Dreamliner de Boeing se ha vuelto popular entre las aerolíneas del mundo. Pero un mayor escrutinio tanto dentro como fuera de la compañía en los últimos años ha revelado una serie de fallas de producción e impedido en gran medida que Boeing entregue nuevos aviones Dreamliner durante casi dos años.

La estructura en gran parte de compuesto de carbono del avión redujo los costos de combustible, ayudando a volverlo más económico para conectar a más ciudades del mundo con vuelos directos. El Dreamliner también marcó un cambio para Boeing: encargó gran parte del trabajo a una red global de proveedores, convirtiéndolo en el primero de las aeronaves de la compañía en ser diseñado en gran parte por otras compañías.

Después de superar retos iniciales -incluyendo poner al tiro a los proveedores y dos incendios de baterías que llevaron a tres meses de permanencia en tierra- Boeing ha entregado más de mil de los aviones, con pedidos firmes para alrededor de 400 más. El Dreamliner fue un éxito. Las aerolíneas lanzaron nuevas rutas como Miami a Varsovia, Dublín a Shenzhen y Oakland a Oslo. El interior del avión contaba con un mejor clima en la cabina para reducir el desfase de horario, grandes compartimentos superiores y ventanas grandes que se oscurecen con sólo tocar un botón en lugar de bajar una persiana.

Pero en el 2019 surgieron problemas con la forma en que Boeing producía el Dreamliner.
Al examinar Boeing la producción de su 787, se detectaron ciertos defectos: cuñas de tamaño inadecuado que llenan pequeños huecos entre las secciones del cuerpo del avión, conocido como el fuselaje, y variaciones en la planitud de la piel en ciertas secciones del interior del fuselaje. Esos problemas de producción pueden detectarse después de que los aviones entran en servicio y solucionarse durante el mantenimiento.

Hallan primeros huecos Durante una revisión del 787, el personal técnico de Boeing encontró pequeños huecos donde se unen las secciones popa, o traseras, del avión. Aunque no planteaban problemas inmediatos de seguridad de vuelo, los vacíos no cumplían con las especificaciones de ingeniería de Boeing.

Buscando más huecos Después de que se encontraron los vacíos iniciales en la sección de popa, Boeing reunió a un equipo para examinar las áreas donde se unen otras secciones del fuselaje. Encontraron más huecos en el avión.

¿Qué tan grandes eran los huecos? Los huecos descubiertos tienen aproximadamente el grosor de una hoja de papel.

Debido a que la presencia de dos defectos en una determinada ubicación despertó las preocupaciones de los ingenieros sobre la integridad estructural del avión en condiciones de vuelo extremas, Boeing tomó la medida inusual a fines del 2020 de dejar en tierra voluntariamente ocho de los aviones en las flotas de las aerolíneas para reparaciones inmediatas.

El examen interno de Boeing de los problemas de producción del Dreamliner continuó, mientras que la Administración Federal de Aviación inició su propia revisión.

Surgieron más huecos diminutos en otras partes de los aviones terminados que salían de la fábrica Dreamliner de Boeing en North Charleston, Carolina del Sur. Algunas han resultado difíciles de abordar.

Mampara de presión delantera Esta sección juega un papel clave en la estructura y presurización del avión. Los ingenieros de Boeing detectaron pequeños huecos en esta sección y problemas de fatiga a largo plazo que podrían requerir reparaciones antes de lo esperado.

Marcos de puertas Los defectos en las áreas alrededor de las puertas traseras para pasajeros y de carga del avión son difíciles de detectar y luego reparar, ya que las reparaciones requieren retirar y reemplazar varios componentes instalados en el avión terminado.

Piezas de titanio Mientras Boeing atendía el asunto de los huecos, un proveedor italiano informó a la empresa que ciertas piezas de titanio de uno de sus subcontratistas no eran tan resistentes como debían ser. Boeing examinó si había problemas estructurales debido a las piezas defectuosas y realizó reparaciones inmediatas en dos Dreamliners que no habían sido entregados, pero no encontró problemas de seguridad urgentes.

Las piezas de titanio problemáticas han sido localizadas en diversas cantidades y áreas de diferentes aeronaves.

Otros asuntos Más recientemente, Boeing ha tenido que lidiar con problemas relacionados con las ventanas de la cabina de vuelo, los niveles de adhesivo para los componentes estructurales longitudinales conocidos como largueros, y sujetadores con rayones debido a una instalación incorrecta.

En el pasado, la FAA le dio a Boeing oportunidad para solucionar problemas menores después de que los aviones transportaran a pasajeros, siempre y cuando los problemas no representaran peligros inmediatos para la seguridad. Sin embargo, a raíz de dos accidentes fatales del 737 MAX en el 2018 y el 2019, los reguladores ahora insisten en que los nuevos Dreamliners coincidan con los diseños precisos aprobados por la FAA del fabricante de aviones y cumplan con las regulaciones federales de seguridad aérea antes de que Boeing haga entrega de aviones nuevos.

Como resultado, Boeing actualmente tiene más de 25 mil millones de dólares en aviones no entregados, con algunos clientes cancelando pedidos y las aerolíneas teniendo que reducir horarios de vuelo.

La compañía está reestructurando su proceso de fábrica y su cadena de suministro para asegurarse de que los Dreamliners se construyan correctamente desde el inicio. Se espera que las entregas se reanuden tan pronto como este verano, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

En abril, Boeing presentó un plan para la aprobación de la FAA que permitiría reanudar las entregas del Dreamliner. La compañía dijo que sus empleados han estado inspeccionando Dreamliners de nariz a cola.

"Nuestros equipos están completando un esfuerzo integral para garantizar que cada avión en el sistema de producción cumpla con nuestras especificaciones altamente precisas antes de la entrega", dijo Boeing. "Seguiremos brindando a nuestros equipos el tiempo que necesitan para completar el trabajo, mientras entablamos contacto de manera transparente y seguimos la pauta de nuestro regulador".

Edición del artículo original

fuente y link:

 

MayerFM

Well-Known Member
Parece que ahora sí se acerca el reinicio de entregas de los 787 por parte de Boeing:


De acuerdo con el artículo:

American Airlines (AAL.O) said it expects to receive its first Boeing 787 delivery of the year as early as Wednesday and that the plane will enter commercial service in the coming weeks. The plane is its first 787 delivery since April 2021.
Y también:

Boeing has about 120 787s awaiting delivery. The FAA said it "will inspect each aircraft before an airworthiness certificate is issued and cleared for delivery." Typically the FAA delegates airplane ticketing authority to the manufacturer but in some instances like the 737 MAX it has retained responsibility for approving each new airplane.
En particular estaremos al pendiente de la entrega de los 787 de Aeroméxico, seguramente pasará un tiempo antes de que se dé esto, considerando que tres de los cuatro aviones en cuestión están en sitios de almacenamiento y no han volado en meses.

Saludos.
 
Arriba