Aeromar, con riesgo de salir del ‘cielo’ mexicano; trabajadores afirman que costean operación de aerolínea

kik

Well-Known Member
Deudas de Aeromar con SAT podrían pagarse a plazos: AMLO

Aeromar podría saldar su deuda con el SAT a través de pagos a plazos, dijo este lunes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Ahorita tiene conflicto Aeromar porque tienen adeudos con el SAT, a los trabajadores y esa línea que hiciéramos nosotros, que algún inversionista quiera participar y nosotros podríamos ayudar a que nos paguen en plazo”, propuso el mandatario.


De acuerdo con información obtenida por El Financiero, la aerolínea tiene adeudos por más de 7 mil millones de pesos, de los cuales, 26 millones están relacionados a pagos a los sobrecargos y, por lo menos 3 mil 500 millones de pesos son de impuestos al gobierno.

Ante la quiebra técnica que experimenta la empresa, el presidente se manifestó dispuesto a coadyuvar en su recuperación con algunas facilidades aunque admitió que para cumplir con los pagos a los trabajadores se requerirá de inversión privada.


“Que primero atiendan a los trabajadores para que no sean despedidos, pero eso requiere inyectarle capital fresco, nuevo y lo del SAT, lo que tiene que ver con la deuda, en plazo para que no fracase la línea”, expuso.

López Obrador se interesa en recuperarla por el servicio que ofrece a puntos del país que no son tan recurrentes como Poza Rica, Lázaro Cárdenas, Uruapan, Colima, Tepic o Salina Cruz. “Sí es importante la comunicación ahí, ojalá alguien se anime en eso”, comentó haciendo énfasis en la inversión.

Aeromar no será ‘absorbida’ por Sedena

A pesar de que López Obrador había planteado que las operaciones de Aeromar pudieran servir de base para la eventual creación de la línea aérea militar operada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el sindicato de la aerolínea negó que se les haya presentado el proyecto.

“Nosotros no tenemos conocimiento del plan del Gobierno, Aeromar no entra en el plan de la Sedena actual, el plan que nosotros habíamos propuesto era un esquema tripartita en donde el Gobierno tendría que participar en conjunto con los trabajadores y buscar un inversionista privado que le diera inyección de capital fresco para hacerla viable”, refirió el capitán José Alonso, secretario de prensa de la ASPA.

Mientras eso sucede, los pilotos y sobrecargos de la empresa decidieron aplazar su huelga hasta el 18 enero de 2023, ya que, de iniciarse el 14 de octubre como tenían previsto, “podría convertirse en el pretexto que esperan los empresarios para cesar operaciones y culpar a los trabajadores”.

De acuerdo con los pilotos, la administración de Aeromar ofreció un acuerdo para liquidar el fondo de ahorro en parcialidades hasta 2023 y cubrir el total de vales de despensa antes de concluir este año.

“Si bien, este convenio no cubre la totalidad del adeudo, los pilotos nos manifestamos a favor de dar continuidad a las operaciones de la aerolínea, por lo cual prorrogamos nuevamente el emplazamiento a huelga”, puntualizó la representación sindical.

fuente y link:

 

kik

Well-Known Member
Dejan a Aeromar en el limbo y enfila quiebra

CUANDO LOS EMISARIOS del dueño de Aeromar, Zvi Katz, llegaron a la Secretaría de Hacienda, alentados por el general René Trujillo, director de la nueva empresa paraestatal Grupo Aeroportuario Ferroviario y de Servicios Auxiliares Olmeca-Maya-Mexica, toparon con pared.

Un infranqueable Carlos Lerma, todavía jefe de la oficina del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, los bateó: “el gobierno de la 4T no puede rescatar empresas privadas”, les dijo, palabras más palabras menos. La propuesta para utilizar a Aeromar como cascarón para que los militares tuvieran su propia aerolínea se venía abajo.

Aún así las huestes de Katz, que se mueve entre Jerusalén y Milán, no quitaron el dedo del renglón, animados por los mismos militares, mientras que Lerma se fue a dirigir una empresa que el mismo gobierno de la 4T… terminó rescatando, con más de 300 millones de dólares: Altán Redes.

Hacienda no soltó los cerca de 40 millones de dólares que le pedían para que la Secretaría de la Defensa tomara el control de Aeromar y sobre su estructura poner a volar sus diez aviones cubriendo rutas regionales que servirían de soporte al Tren Maya, al Canal Interocéanico, a la Refinería de Dos Bocas y al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Y en el fallido intento, otra vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador se metió en camisa de once varas, porque Aeromar se enfila irremediablemente a la quiebra y el rescate de Mexicana de Aviación, como plan B a la aerolínea militar, tampoco es factible ni operativa ni financieramente. Es un cuento.

Aeromar adeuda al SAT que dirige Antonio Martínez Dagnino alrededor de 130 millones de pesos, a Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Oscar Argüello 50 millones y a Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano de Ricardo Torres Muela otros 40 millones.

Sin embargo, la deuda que ya la está aniquilando es con los arrendadores de sus 10 aviones ATR, esto es BNP Paribas, EDC y GIE Avions, a quienes debe unos 2 mil 500 millones de pesos. En este apartado incluya al reparador de motores Elix Aviation, al que se le adeudan otros 30 millones de pesos.

Finalmente están los trabajadores, unos 670, de los que 98 son pilotos, 92 sobrecargos y 480 de tierra. Los líderes de las Asociaciones Sindicales de Pilotos Aviadores y Sobrecargos de Aviación, Humberto Gual y Ricardo del Valle, respectivamente, lo lograron: estiraron tanto la liga que la rompieron.

Aeromar se hunde y con ellos los dos sindicatos, que se convertirían ya en sindicatos de empresa, es decir, enfilados también a perder la representatividad de una industria porque solo se quedarían con Aeroméxico.

De la intención de López Obrador de rescatar a Mexicana y su inviabilidad de relanzarla, nos ocuparemos en otra entrega.


fuente y link:

 
Arriba