¿Quién es el sobrecargo mexicano detenido en Qatar? Esto sabemos

kik

Well-Known Member


Un sobrecargo mexicano, identificado como Luis Antonio Castillo Reyes, quien trabaja en la aerolínea Qatar Airways, fue detenido presuntamente por policías qatarís, en los primeros minutos del domingo 31 de julio.

Desde ese momento, sus colegas desconocieron su paradero y lo reportaron con la embajada mexicana, que ayudó en el proceso de búsqueda.

Luego de acudir a cenar, Antonio Castillo regresaba a su departamento en Qatar, donde reside, en compañía de algunos de sus compañeros, cuando dos policías qatarís intentaron subir al mexicano a un vehículo que se encontraba frente al edificio, según reportes de medios locales.

El joven se resistió al arresto e ingreso a su departamento; sin embargo, después de recibir varios golpes, el mexicano subió a la patrulla en compañía de los policías


Ante estos hechos, familiares y conocidos de Antonio Castillo acudieron a la Embajada de México en Qatar para solicitar a las autoridades su ayuda y dar con su paradero.

La embajada de México en Qatar anunció el domingo que se puso en comunicación con las autoridades de ese país para obtener información de la detención.

No fue sino hasta este lunes que la dependencia señaló que Antonio Castillo ya se encuentra en libertad.

“Se informa que una vez agotado el proceso legal correspondiente, la persona mexicana ya se encuentra en libertad. La Embajada brindó acompañamiento oportuno al caso, así como la asistencia y protección consular requerida”, escribió la Embajada a través de Twitter.


Hasta ahora, no se saben los motivos por los cuáles las autoridades de ese país detuvieron al sobrecargo mexicano.

Este no es el primer caso de una detención de algún mexicano en Qatar, pues la mexicana Paola Schietekat fue víctima de abuso sexual en julio del 2021, cuando se encontraba trabajando como economista conductual en el Comité Supremo de Entrega y Legado para el mundial del 2022.

Desafortunadamente para ella, el tormento no terminó ahí, pues al acudir a la policía en compañía del cónsul de México en Qatar, se enfrentó a una serie de trabas.

Incluso, paso de víctima a acusada, por un delito que consiste en tener una relación extramarital, el cual es sentenciado hasta con diez años de cárcel y, en algunos, con latigazos.

fuente y link:

 
Arriba